Entradas

Mostrando entradas de enero, 2015

El Bosque Animado ilumina el Teatro Alameda.

Imagen
¡Qué tarde la de ayer! 
     Eran las cinco y media cuando una servidora llegaba a la Fundación del Carnaval de Málaga para colorear un buen montón de duendecillos, hadas y músicos con orejas singulares, la sobresaliente murga infantil de Málaga, dirigida, coordinada y "ordenada" por Paqui Prieto. Pusimos manos a la obra con los más pequeños a eso de las seis menos diez. Hojas verdes y naranjas metalizadas (teal TAG y naranja Superstar), salpicadas con purpurina y delineadas en morado (purple de Paradise), con detalle de grandes puntos blancos, perfectamente redondos (¡así deben ser!) para treinta duendecillos de orejas puntiagudas, pelos desordenados y divertidas piernecillas. Todos son un encanto, desde los más mayores hasta los más pequeños, casi bebés, profesionales cien por cien: no se mueven, no se tocan la carita, obedientes y radiantes.  
     Seguimos con cinco músicos adultos, filigranas blancas y moradas y puntos a juego con los más pequeños. Y terminamos…

¡Vamos de compras!

Imagen
Una de las preguntas que más suelen hacerme mientras pinto es dónde he comprado mis pinturas (la otra es: ¿dónde has aprendido a pintar así?).        Como siempre digo, en tiendas físicas, desde luego, no. En mi ciudad, hay varias tiendas y/o academias de peluquería, estética y disfraces, en las que puedes comprar Kryolan, Grimas y poco más, a un precio, normalmente, no muy económico. ¡Así no hay manera de hacerse un kit decente! Eso si, para empezar a manejar aguacolores y comprarse unas paletitas Snazaroo, como yo hice al principio, si podéis acercaros a Imaginarium o a Claire´s. Más allá de esto, lo que sí he podido comprar en tiendas físicas (de bellas artes y manualidades o, incluso, wargames) han sido pinceles. Precisamente, estas Navidades, de vuelta de una Cabalgada de barrio llena de caramelos voladores (...), me topé con un par de tiendas muy interesantes, de manualidades y miniaturas (E-Minis Málaga), y en ellas me hice con estos cuatro pinceles, a muy buen precio, idea…

Cuida tu espalda, amigo face painter.

Imagen
No importa la edad que tengas, tu altura o tu peso, debes cuidar tu espalda, especialmente, si tienes que pasar horas y horas pintando. Mantenerla lo más recta posible y descansar unos minutos cada hora es lo ideal, aunque, desde luego, a menudo, no resulta fácil.
    En los primeros eventos públicos en los que participé, estaba tan centrada en pintar que me olvidé por completo de mi espalda. Solía terminar con un dolor importante en la parte baja y media, y llegué a pensar que era normal, pero no lo era, ¡claro!. Con el tiempo, logré encontrar mi "sitio". Así, este año pasado participé en jornadas de puertas abiertas y otras celebraciones de larga duración, y pude llegar a pintar hasta ocho horas seguidas sin consecuencias. Por supuesto, no es un plan ideal para todos los días y lo hago sin dejar de la mano, durante esas horas, mi botella de agua y algún picoteo que voluntarios o colaboradores de la causa en cuestión, me traen a mi mesa amablemente.

1º.- Identifica tu…